San Juan de la Cruz

2 comentarios


Donde no hay amor, pon amor y sacarás amor (SAN JUAN DE LA CRUZ, Carta a la M. M. a de la Encarnación, en Vida, BA C, Madrid 1950, p. 1322).

La paga y el jornal del amor es recibir más amor hasta llegar al colmo del amor El amor sólo con amor se paga (SAN JUAN DE LA CRUZ, Cántico espiritual, 9, 7).

Y si lo que ama no lo posee totalmente, tanto sufre cuanto le falta por poseer [...l. Mientras esto no llega, está el alma como en un vaso vacio que espera estar lleno; como el que tiene hambre y desea la comida; como el enfermo que llora por su salud; y como el que está colgado en el aire y no tiene dónde apoyarse (SAN JUAN DE LA CRUz, Cántico espiritual, 9, 6).

El amor es el orientador que la encamina (SAN JUAN DE LA CRUZ, Cantico espiritual, 1, 11).

Y el alma sale para ir detrás de Dios; sale de todo pisoteando y despreciando todo lo que no es Dios. Y sale de sí misma olvidándose de sí por amor de Dios (SAN JUAN DE LA CRUZ, Cántico espiritual, 1, 20).

Y éste es el índice para que el alma pueda conocer con claridad si ama a Dios o no, con amor puro. Si le ama, su corazón no se centrará en sí misma, ni estará atenta a conseguir sus gustos y conveniencias. Se dedicará por completo a buscar la honra y gloria de Dios y a darle gusto a El. Cuanto más tiene corazón para sí misma menos lo tiene para Dios (SAN JUAN DE LA CRUZ, Cántico espiritual, 9, 5).

Alma que ama a Dios no ha de pretender ni esperar otra recompensa por sus servicios prestados que la perfección de amar a Dios (SAN JUAN DE LA CRUZ, Cántico espiritual, 9, 7).

Un poquito de este puro amor..., más provecho hace a la Iglesia, aunque parece que no hace nada, que todas esas obras juntas (SAN JUAN DE LA CRUZ, Cántico 2, anotación a canción 29).

Pero el amor sólo con amor se cura. El amor de Dios es la salud del alma. Y cuando no tiene cumplido amor, no tiene salud cumplida y por eso está enferma. La enfermedad es falta de salud. Cuando el alma no tiene ningún grado de amor, está muerta. Pero cuando tiene algún grado de amor de Dios, por pequeño que sea, ya está viva, aunque muy débil y enferma, porque tiene poco amor. Cuanto más amor tiene, más salud también. Cuando tiene amor perfecto tiene total salud (SAN JUAN DE LA CRUZ, Cántico espiritual, 11, 11).

Los ángeles, además de llevar a Dios nuestras noticias, traen los auxilios de Dios a nuestras almas y las apacientan como buenos pastores, con comunicaciones dulces e inspiraciones divinas. Dios se vale de ellos para comunicarse con nosotros. Los ángeles nos defienden de los lobos, que son los demonios, y nos amparan (SAN JUAN DE LA CRUZ, Cántico espiritual, 2, 3).

[...] porque de razón de tibieza es no se le dar mucho, ni tener solicitud interior por las cosas de Dios [...] Lo que es sólo sequedad purgativa tiene consigo ordinaria solicitud con cuidado y pena, como digo, de que no sirve a Dios [...]. (SAN JUAN DE LA CRUZ, Noche oscura, 1, 9).

Que, por cuanto aquí purga Dios al alma..., conviene que sea puesta en vacío y pobreza y desamparo de todas estas partes (potencias interiores y exteriores), dejándola seca, vacía y en tinieblas (SAN JUAN DE LA CRUZ, Noche oscura, 2, 6, 4).

Más estima Dios en ti el inclinarte a la sequedad y al padecer por su amor, que todas las consolaciones, visiones y meditaciones que puedas tener (SAN JUAN DE LA CRUZ, Dichos de luz y amor, 14).

San Agustín

0 comentarios


Qué cosa mejor podemos traer en el corazón, pronunciar con la boca, escribir con la pluma, que estas palabras, Gracias a Dios? No hay cosa que se pueda decir con mayor brevedad, ni oir con mayor alegría, ni sentirse con mayor elevación, ni hacer con mayor utilidad (SAN AGUSTIN, Epist., 72).

Desde el primer Adán hasta el de hoy, fatiga y sudor, cardos y espinas. ¿;Acaso ha caido sobre nosotros el diluvio? ¿O aquellos tiempos difíciles de hambre y de guerras, de los cuales se escribió precisamente para que no murmuremos del tiempo presente contra Dios? ¿Cuáles fueron aquellos tiempos! No es verdad que todos, al leer sobre ellos, nos horrorizamos? Por esto, más que murmurar de nuestro tiempo, lo que debemos hacer es dar gracias por él (SAN AGUSTIN, Sermón, 2)

Toda nuestra vida presente debe discurrir en la alabanza de Dios, porque en ella consistirá la alegría sempiterna de la vida futura; y nadie puede hacerse idóneo de la vida futura si no se ejercita ahora en esta alabanza (SAN AGUSTIN, Coment. sobre el Salmo 148).

Nada hay más infeliz que la felicidad de los que pecan (SAN AGUSTIN, Catena Aurea, vol. 1, p. 325).

Si dieres el pan triste, el pan y el mérito perdiste (SAN AGUSTIN, Coment. sobre el Salmo 48).

Santo Domingo

0 comentarios

"Prefiero morir antes que pecar".

Le decía a Don Bosco:"Ud. será el sastre. Yo seré el paño. Y haremos un buen traje de santidad para obsequiárselo a Nuestro Señor"


Un día hubo un grave desorden en clase. Domingo no participó en él, pero al llegar el profesor, los alumnos más indisciplinados le echaron la culpa de todo. El profesor lo regañó fuertemente y lo castigó. Domingo no dijo ni una verdad, el profesor le preguntó por qué no se había defendido y él respondió: "Es que Nuestro Señor tampoco se defendió cuando lo acusaron injustamente. Y además a los promotores del desorden sí los podían expulsar si sabían que eran ellos, porque ya han cometido faltas. En cambio a mí, como era la primera falta que me castigaban, podía estar seguro de que no me expulsarían".

Luego de muerto se le apareció a San Juan Bosco, rodeado de muchos jóvenes más que están en el cielo. Venía hermosísimo y lleno de alegría. Y le dijo: "Lo que más me consoló a la hora de la muerte fue la presencia de la Santísima Virgen María. Recomiéndele a todos que le recen mucho y con gran fervor. Y dígales a los jóvenes que los espero en el Paraíso".

Citas de Santos

0 comentarios


"En el ocaso de nuestras vidas seremos juzgado en el amor". (San Juan de la Cruz)

"Olvidáos de vos mismo y entregáos a Él, y Él tendrá cuenta y cuidado de vos." (sta. Margarita María)

"Escondedme, dulce Salvador mío, en el sagrario de vuestro costado y en vuestro adorable Corazón, fragua encendida del puro amor y así estaré seguro". (Sta. Margarita Maria)

"Los santos no nacieron santos; llegaron a la santidad después de una larga continuidad de vencimientos propio." (Santa Micaela del SSmo Sacramento)

"Jesús mío, ahora he visto que todo lo del mundo es vanidad. Que solo una cosa es necesaria: amarte y servirte con fidelidad, parecerme o asemejarme en todo a Ti. En eso consistirá toda mi ambición." (Santa teresa de los andes)

Citas de Santos

0 comentarios




Si Dios sabe trabajar a través de mi, sabe trabajar a través de cualquier persona (San Francisco de Asís)


“Dios no manda cosas imposibles, sino que, al mandar, te enseña a que hagas cuanto puedes, y a que pidas lo que no puedes". (San Agustín)

"Cuando se ama no se sufre y si se sufre hasta se ama el mismo sufrimiento". (San Agustín)

"Debemos amar a Dios porque Él es Dios, y la medida de nuestro amor debe ser amarlo sin medida." (San Bernardo)

"La verdadera perfección consiste en esto: hacer siempre la santísima voluntad de Dios." (Santa Catalina de Siena)

"El amor no consiste en grandes cosas, sino en tener grande desnudez y padecer por el Amado" (San Juan de la Cruz)

Viva Cristo Rey !!!

0 comentarios


¡Quiero desahogar mi alma y gritar la Realeza de Dios hasta morir y por toda la eternidad!
Quiero que el mundo conozca y vibre de gozo y de emoción al contemplar esta divina y humana Epopeya, henchida de originalidad y sabiduría, de fuerza y heroísmo, de delicadeza y ternura, de humillación y de muerte, de amor y de amor y de vida, de música y poesía.
Es la Revelación de la Realeza de un Dios, que llena las páginas de los dos Testamentos, que da sentido profundo a la Historia, y que cual imponente sinfonía inunda hasta el delirio mi corazón.
Rdo Padre Jose Luis Torres Pardo CR

Grandeza del Cristianismo

0 comentarios


"Se llama cristiano al que es de Cristo. Y decimos que es de Cristo no sólo por practicar su fe, sino porque realiza las obras de virtud movido por el espíritu de Cristo"
Santo Tomas de Aquino

"Es hombre, y esto es lo que tiene de común con todos los hombres. Es cristiano, y esto es lo que le distingue de muchos"
San Agustín

Los Cristianos de "nombre", cuya imagen -dice San Agustín- " es un difraz o fingimiento de las personas que hacen como que profesan la fe, y viven infielmente, porque fingen que son lo que realmente no son, y se llaman, no con verdadera propiedad sino con falsa y engañosa apariencia, cristianos"

"¡Reconoce, oh cristiano, tu dignidad!"
San León Magno